Sobre Textos Morales/Eticos y Vampirismo Real

Después de haber conocido algunos textos relativos a la comunidad de vampiros reales que involucran cuestiones morales y éticas en relación al vampirismo real, comencé a ver las cosas en perspectiva. ¿Cuáles me gustan más? ¿Cuáles me gustan menos? ¿Qué me desagrada de ellos? ¿Qué grandes aciertos tienen? ¿Cuáles son sus carencias?

Porque hay mucha diversidad en ellos y eso hace que uno se pregunte ciertas cosas: cómo llegaron a nacer, quiénes los redactaron, cuál fue su alcance en la comunidad, qué vigencia tienen actualmente, entre otras cosas. En realidad formulé esas preguntas porque en el fondo surge una pregunta más amplia, que puede abarcar o no hacerlo, todos los textos ya escritos y aún por escribir:

 
 

¿Qué características puedentener textos que involucren cuestiones morales y éticas en relación a vampiros reales y vampirismo real?

Por supuesto, ustedes me dirán que precisamente eso siempre dependerá del autor o autores, del objetivo perseguido, de la visión personal o colectiva sobre el vampirismo real, etc., y entonces el resultado será potencialmente infinito. Sin embargo, lo que yo pregunto es qué podrían contener como características esenciales textos así, que puntos específicos pueden abordar e incluir. Y digo “pueden” y no “deben”, que no es lo mismo. Hablo de textos amplios, claros, inclusivos, y en lo posible que incluyan a vampiros reales más allá de sus filiaciones particulares, porque la mayoría en la comunidad no pertenece a ningún grupo determinado, somos mayoría los independientes/solitarios, etc. Poned el nombre que os guste.

Así las cosas, es posible hablar sobre los elementos que textos de ese tipo pueden poseer para representar una positiva contribución a la comunidad de vampiros reales, teniendo en cuenta su desarrollo actual y los cambios posibles en los años venideros. Entonces hice una lista deesos elementos y aquí está…

 
 

Fundamentos sobre vampirismo real

Claridad para hablar de vampirismo real en un texto sobre el tema. Todavía no lo sabemos todo sobre la condición de vampiro real, de hecho no sabemos porque se produce a pesar de la gran cantidad de Teorías de Origen que conocemos. Pero es mucho más sensato manejarse con lo que sabemos, ya sea mucho o poco, antes que añadirle cualquier elemento que no responda a nuestras experiencias como vampiros reales. Es mejor manejarse con una definición simple de vampirismo real antes que incluir ideas que no tienen nada que ver con ello, y con toda seguridad podemos hacer una lista muy concreta sobre todo lo que NO es y por consiguiente NO somos los vampiros reales.

Esto incluye revisar la terminología que usamos y alejarnos de todo lo que suene a juego de rol, aunque sea de manera involuntaria. Existen muchas formas de expresar una idea y saber elegir nuestra propia terminología es parte del trabajo de buscar nuestra identidad sin recurrir a elementos externos. Creo que sería bueno que no haya lugar para comparaciones con ningún juego de rol o cualquier otro elemento que esté directamente relacionado con la ficción sobre vampiros, como sucede con algunas versiones del Velo Negro. Si nosotros como vampiros reales decidimos redactar un texto que involucre cuestiones morales y éticas en relación al vampirismo real, entonces no deben quedar dudas sobre el origen del mismo y cuáles son las influencias que determinaron su redacción. De lo contrario no nos podremos quejar cuando se acerquen personas confundidas a la comunidad, que han tomado de aquí y de allá ideas sobre vampiros de ficción y vampiros reales, mezclando todo para obtener ideas erróneas sobre vampirismo real y sobre nuestra comunidad.

 
 

Amplitud basada en la diversidad

¿Qué significa esto? Significa que a menos que yo posea la verdad absoluta sobre la condición de vampiro real, y además pueda demostrarlo con pruebas fehacientes a cada miembro de la comunidad, entonces debo reconocer que no lo sé todo y dejar un margen para reconocer la legítima búsqueda de la identidad como vampiros reales de los demás integrantes de la comunidad. Y resultaría muy bueno añadir ese margen de amplitud dirigido a contemplar las experiencias de otros vampiros reales en un texto como el que estamos definiendo.

Porque quizás un vampiro real sepa con toda certeza cuál es el origen de su propio vampirismo pero no pueda aportar pruebas fehacientes de ello; sin embargo, caer en el fanatismo de creer que uno conoce las experiencias de otros vampiros reales como si estuviera en sus mentes resulta algo muy poco sensato. Entonces no está mal incluir teorías de origen en un texto sobre vampirismo real con asuntos morales/éticos que se pretenda redactar, pero eso no implica tener la verdad absoluta. Puede incluirse también la idea de la diversidad de experiencias en torno al fenómeno del vampirismo real, lo cual no excluye ni le quita valor a las propias experiencias. Sumar no resta, sumar suma.

 
 

Exclusión de imposiciones religiosas/espirituales

Creo que en esto hay que ser claros: en principio la religión no tiene nada que ver con el fenómeno del vampirismo real. Ninguna creencia religiosa o espiritual puede ser considerada como el factor determinante en la condición de los vampiros reales, y la prueba está en que para una misma condición existe una gran cantidad de creencias distintas. Hay vampiros reales de muchos diferentes credos y aún aquellos que no tienen un credo religioso, pretender lo contrario sería tan ridículo como pretender que todos los vampiros reales son arquitectos o tienen la misma altura, solo porque uno es arquitecto o mide tantos centímetros de altura.

Ahora bien, un vampiro real puede decidir incluir elementos religiosos/espirituales dentro de su experiencia como vampiro real, porque está en su derecho de hacerlo, pero no tiene ningún derecho a imponer a los demás sus decisiones personales sobre su propio vampirismo. De allí que un texto con puntos específicos sobre moral y ética en relación a vampirismo real nunca debería servir como excusa para imponer creencias religiosas/espirituales a otros vampiros reales, y mucho menos para negar el valor de otras búsquedas de la identidad como vampiro real, que no incluyan creencias de ese tipo. El fanatismo religioso siempre debería quedar fuera de estas cuestiones. Y para los que creen que digo esto porque soy ateo, quiero aclarar que no lo soy. Así que nada de excusas del tipo “tú eres anti religioso” (como si ser ateo significara ser anti nada, además) para intentar quitarle validez a este punto.

 
 

Inclusión de los Donantes

Creo que esté punto está muy claro en algunos textos conocidos en la comunidad de vampiros reales, por ejemplo la Totum Lex Vampyrica, de House Valur. Sin embargo no viene mal recordarlo. Los Donantes son esenciales para el bienestar de los vampiros reales y esto debería quedar muy claro en un texto que pretenda poseer valores morales y éticos respecto a vampiros reales y su vampirismo. Deberían estar incluidos debidamente porque son parte de la comunidad, es casi una obviedad, ¿no les parece? Su contribución es tan valiosa que incluirlos debería ser habitual.

De hecho, ¿cuántas cosas positivas podrían aportar los Donantes en la redacción misma de dichos textos?

 
 

Inclusión de otras comunidades, como la comunidad Otherkin y Therian

En muchas oportunidades vampiros reales, otherkins y therians trabajamos juntos para beneficio de nuestras respectivas comunidades. La idea no nos resulta nueva ni extraña, es algo bastante habitual. Sin embargo: ¿Cuántos textos como los que intentamos definir en este artículo incluyen a la comunidad otherkin, therian, y otras comunidades, cuyas experiencias pueden enriquecer las nuestras como vampiros reales?

No digo que esto debaser así, no pretendo que sea algo obligatorio ni siempre necesario, pero sí digo que muchas veces es posible hacerlo y resulta una contribución positiva a la comunidad de vampiros reales. Nuevamente cito a la Totum Lex Vampyrica de House Valur como un ejemplo de ello. Hace años que trabajamos con esas otras comunidades, tanto que muchas veces un grupo cualquiera puede estar formado por vampiros reales, otherkins y therians. Como dije, no es que sea obligatoria la inclusión de otras comunidades y sus miembros en un texto moral/ético sobre vampiros reales y su vampirismo, pero muchas veces puede ser una inclusión necesaria y deseable. Simplemente digo quesería bueno considerar este punto para saber si es un elemento a incluir. La moral y la ética en torno al vampirismo real no tienen que ver solo con la alimentación a través de Donantes sino con muchas otras cosas, entre ellas las relaciones intercomunitarias y la influencia positiva de otras búsquedas de identidad sobre nuestraspropias búsquedas como vampiros reales. Incluir ese marco de experiencias comunes y de intercambio de experiencias me parece un aspecto muy positivo en la redacción de los textos mencionados.

 
 

Inclusión de vampiros reales recién llegados a la comunidad

Sí, esto no es algo nuevo, no digo que lo sea. Sin embargo no estoy tan seguro de la importancia que se le da usualmente al tema, puede ser muy fácil para un recién llegado o increíblemente difícil de acuerdo a sus circunstancias personales. Y muchas veces ellos son menores de edad, lo cual implica limitaciones legales muy  concretas. No existe una solución a esto por el momento, pero incluir de forma general a los recién llegados en un texto así no estaría mal. Claro, esto debe ir acompañado de muchas otras cosas desde la comunidad hacia los nuevos: acceso a buena información, protección contra los depredadores sociales que intentan seducirles con un supuesto conocimiento superior sobre vampirismo real, y en general el soporte de la comunidad. Los esfuerzos en ese sentido deberían ser constantes y la inclusión de vampiros reales recién llegados o que están pasando por su despertar debería contemplarse en textos que hablen de cuestiones éticas y morales respecto a vampirismo real. El hecho mismo de incluirlos debidamente es una cuestión ética y moral que debería formar parte del concepto de comunidad que deseamos.

 
 

Respeto y Tolerancia verdaderos

Son dos palabras que son la misma y que dependen totalmente una de otra, no se puede ser intolerante y al mismo tiempo respetuoso. Hablo de respeto y tolerancia verdaderos, no una tolerancia pseudo progresista que se vuelve medievalista en cuanto una persona que no responde al criterio social mayoritario se acerca a la comunidad. No una máscara social para quedar bien delante de todos, como muchas veces resulta ser en cualquier grupo de personas. Y hablo de mucha claridad al respecto, incluyendo información específica en dicho grupo sobre cada tema puntual que pueda ser motivo de discriminación.

No soy de los que piensan que la comunidad necesita la aceptación de la sociedad en general para legitimar nuestra condición de vampiros reales, pero sí creo que no podemos rasgarnos dramáticamente las vestiduras porque la sociedad no nos “comprende” porque somos vampiros reales… para luego discriminar a personas o grupos sociales que son cotidianamente discriminados por esa misma sociedad. No se puede hacer victimismo barato y luego sumarse a la corriente mayoritaria para ser verdugos sociales y condenar las diferencias; no podemos ejercitar un esquizoide doble-pensar como si fuéramos personajes hablando la neolengua de la novela 1984, de George Orwell. En síntesis, no se puede ser tan poco inteligente, contradictorio e hipócrita, si se pretende construir una comunidad de vampiros reales donde haya respeto y tolerancia por la diversidad Todas estas ideas contemplan tener la suficiente claridad personal y colectiva para no discriminar a: homosexuales, bisexuales, transexuales, travestis, personas mayores, discapacitados físicos o mentales, personas con diferentes culturas, lenguajes, formas de vida, creencias religiosas/espirituales, educación, nivel socioeconómico, o cualquier otra característica o condición personal/colectiva que pueda ser motivo de discriminación.

Si alguien no entendió todavía que la homosexualidad no es una enfermedad debería facilitársele información en salud sobre el tema; si alguien cree que está obligado a tener una creencia religiosa específica como participante de la comunidad de vampiros reales, debe brindársele información sobre que no es así de ninguna manera; si alguien piensa que tal o cual entorno cultural hace a una persona más o menos errada en su experiencia como vampiro real, debería aclarársele que la condición de vampiro real no responde a nacionalidades ni conceptos culturales específicos de un país o sociedad determinados. Y así con todo lo que pueda motivar la discriminación de personas que participan de la comunidad.

Claridad, mucha claridad sobre este tema. Porque no se puede ser progresista solo en lo que a uno se le antoje y un oscurantista medieval en otros aspectos, como quien elige un menú en un restaurante. Se puede estar a favor o en contra de lo que sea, pero se debe ser honesto al respecto y asumir la posición elegida sobre un tema en lugar de manejarse como un hipócrita en una comunidad donde la diversidad, el respeto y la tolerancia son los principales motores del crecimiento comunitario. Ni se puede pedir comprensión para la condición de vampiro real mientas se discrimina a otras personas por otras condiciones; en ese sentido se puede pedir lo que también se puede ofrecer, y todas estas ideas podrían también contemplarse en textos sobre vampirismo real que incluyan cuestiones éticas y morales.

 
 

Tratamiento realista de un vampirismo real

Todo aspecto práctico sobre vampirismo real que incluya cuestiones morales y éticas: la relación Donante – Vampiro Real, el respeto por la leyes vigentes, etc., y todo ello bien alejado de ideas fantasiosas sobre vampiros. Por ejemplo, para no meterte en problemas como vampiro real no necesitas un complejo código basado en leyes medievales cortesanas y juegos de rol como Vampiro: La Mascarada. Con respetar las leyes vigentes en tu país ya tienes un buen marco de sentido común que considerar respecto a tu vampirismo real, basta saber que existe una Declaración Universal de los Derechos Humanos que es reconocida por la inmensa mayoría de países de este planeta, si bien su aplicación práctica deja mucho que desear. Además existen leyes nacionales y locales, existe un marco legal muy real dentro del cual todos nos movemos diariamente, seamos o no vampiros reales. Ese marco no debe ser tratado como si fuera algo extraño y ajeno a la comunidad, como si fuéramos vampiros de película y las leyes de las sociedades humanas no pudieran alcanzarnos.

Ese marco legal siempre está presente y tenerlo en cuenta en la redacción de un texto como el que nos referimos es lógico y razonable, es de sentido común. Después de tener en claro ese punto estará muy bien si queremos aportar nuestras propias ideas para fortalecer lo que ya está claro, lo que no está nada bien es postular una especie de legislación paralela para vampiros reales y creer que esta puede funcionar de manera completamente independiente de las leyes vigentes y aplicables a todas las personas que conforman una sociedad civilizada. Los vampiros reales formamos una comunidad con sus propias características como sucede con muchos otros grupos sociales, pero no una sociedad paralela completamente alejada de las sociedades que conocemos. Confundir las cosas al respecto no ayudará a solucionar problemas prácticos y reales sobre vampirismo real. Tiempo atrás veía unos videos de Zilchy donde comentaba cada versión del Velo Negro, y cuando leía las partes del Velo Negro en su 1º Versión, dónde se hablaba de cómo comportarse en lugares públicos/sociedad, Zilchy lo resumía todo diciendo algo así como “no te comportes como un idiota”.

¿Lo ven? Simple, real, cotidiano. No irreal, complicado y alejado de la realidad, como si los vampiros reales viviéramos fuera de las sociedades que incluyen todas las leyes que las sostienen. Y aquí no vale el infantilismo de decir que tal o cual ley es injusta y por eso los vampiros reales estamos exentos de cumplirlas. Con toda seguridad existen cientos de ellas que claramente son injustas o simplemente no se cumplen, pero ese es otro tema y no tiene nada que ver con lo que estamos hablando. Se puede redactar el “no te comportes como un idiota” como se desee e incluirlo en un texto con asuntos morales y éticos respecto a vampirismo real, pero además se puede hacer sin añadir mistificación y complejidad innecesarias, sin adornos lingüísticos completamente irrelevantes. No somos personajes de leyenda que pueden estar fuera de las sociedades humanas cuando les plazca; somos seres humanos que formamos parte de sociedades humanas. Si, por ejemplo, nos comportamos como unos idiotas en un lugar público, entonces nos pueden denunciar como a cualquier personaque haga esoy terminaremos con nuestros huesos en la cárcel. Y en esa situación de poco nos servirán las complejas redacciones de “leyes” sobre vampirismo real, aunque sean redactadas por nosotros mismos.

Por eso es mi opinión que el tratamiento adecuado de todos los aspectos prácticos del vampirismo real deben ser eso: prácticos, realistas, un tratamiento que hable de vampiros reales como personas reales y sujetas a las mismas limitaciones que cualquier otra persona en una sociedad civilizada, y no como los seres legendarios y súper especiales, atemporales, asociales, y “a” todo lo que se les ocurra, que mucha gente cree cuando se acerca a la comunidad trayendo ideas de la ficción sobre vampiros. Si no lo hacemos luego no nos podremos quejar cuando el idiota de turno se acerque con esas erróneas ideas a nuestra comunidad, haga una tontería, y finalmente todos resultemos perjudicados. Recuerden una ley inquebrantable que siempre se cumple en cualquier grupo social: independientemente de la cantidad de miembros, diez o cien millones de personas, para perjudicar a todos solo se necesita un idiota.

 
 

Trabajo Comunitario

De los muchos textos conocidos en la comunidadque implican una moral y ética en relación al vampirismo real, se desprende que las relaciones comunitarias son importantes. Eso está muy claro, en teoría todo aspecto positivo que se sume al texto puede potencialmente contribuir al trabajo comunitario, si se revisan todos los puntos anteriores de este artículo sin duda podrá encontrarse una relación directa con el trabajo comunitario. Sin embargo, ¿qué tan claro y cuánto valor real le atribuimos al trabajo colectivo entre distintos miembros y grupos de la comunidad de vampiros reales en la redacción de dichos textos? Me refiero a abordarlo como un punto específico y no darlo por sobreentendido en las ideas generales desarrolladas.

Si el trabajo comunitario implica un concepto de comunidad y una forma de construirla, no estaría mal abordarlo como un punto concreto en textos que involucran aspectos morales y éticos relacionados con vampiros reales y su vampirismo. Cuando se difunden ideas sobre el vampiro de la ficción a veces se lo muestra como un ser muy sociable, pero otrascomo una criatura solitaria y alejada de todo lo humano, la conocida figura del cazador no humano que solo piensa y actúa como un despiadado depredador. Pues precisamente eso no somos los vampiros reales ni lo es nuestra comunidad, por esa razón poner el acento en la importancia de las relaciones comunitarias nos puede brindar una imagen más real y por lo tanto alejada de la ficción. Es una forma más de poner claridad en el asunto.

 
 

Seguridad Comunitaria

Todas las comunidades necesitan que sus miembros gocen de seguridad y no solo la comunidad de vampiros reales, sin embargo y debido a sus características en la nuestra eso resulta un punto muy sensible. No todos nosotros vivimos abiertamente nuestro vampirismo y por lo tanto la privacidad y seguridad personal/colectiva es un bien esencial al momento de participar a nivel comunitario. Además, la influencia de ideas de la ficción sobre vampiros, y los depredadores sociales que aprovechan esa imagen para acercarse a la comunidad en busca de víctimas, hacen aún más importante la seguridad comunitaria. No hay que olvidar que existe una constante búsqueda de la identidad personal como vampiros reales,y que el respeto a esa búsqueda sí es una cuestión ética y moral necesaria. Incluir esto como un atributo de textos morales/éticos sobre vampirismo real puede ser importante.

 
 

Con seguridad pueden considerarse más puntos esenciales, darle más importancia a unos u otros, o bien incluir solo algunos de los mencionados. Demás está decir que eso solamente puede decidirlo cada uno desde su propio lugar y objetivos. Sin embargo, reflexionar sobre lo esencial de un texto así siempre es un buen ejercicio mental, porque nos lleva a pensar a nivel personal pero también colectivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s