Desmitificando al Coyote

 

Por Golden Spirit

 -El coyote vive solo o en pareja, y ocasionalmente se une a otros para cazar presas grandes.

La persona coyote es más bien solitaria e independiente. Si tiene que asociarse con alguien, preferirá que sea tan solo con su pareja pero sabe bien que hay cosas que están fuera de su alcance, conoce sus límites, y es ahí cuando acepta la convivencia o cooperación con otros. No exactamente por estar con ellos, si no para conseguir un fin.

-Omnívoro. También carroñero si se presenta la ocasión y/o hay necesidad. También es capaz de robar en granjas. Gran cazador y adaptable según la presa.

La persona coyote es adaptable. Es capaz de hacer muchas cosas con poco “presupuesto”, pero a veces es más fácil aprovecharse de las sobras de otros o directamente “robar” lo que necesite. Esto molesta a muchos, que lo ven como una amenaza y no les cae nada bien. Desconfían de él. Pero es gracias a eso que es un gran superviviente.

-El coyote es poco exigente. Es capaz de comer cualquier cosa y por eso tiene tanto éxito.

La persona coyote tampoco es muy exigente. Se apaña con poca cosa y sobrevive. Mientras tenga lo suficiente para vivir medianamente bien, se conformará. Pero si ve una oportunidad de mejorar no la desperdiciará.

-Monógamo, pero no siempre de por vida.

La persona coyote prefiere estar con su pareja si la tiene, pero también prefiere no atarse del todo a ella. Nunca se sabe qué puede terminar pasando o quién puede aparecer. Y si aparece alguien mejor, o que le guste más o simplemente de quien se encapriche, o la anterior relación esté muerta y remuerta, irá a por el nuevo objetivo (sin pararse a mirar demasiado si esa otra persona ya tiene compromiso). En ese sentido es diferente a otros cánidos como por ejemplo, su pariente el lobo.

Hay que aprovechar… (y esto se aplica no solo a la pareja)

-El coyote aúlla, ladra, gime, gruñe, etc. Normalmente durante el periodo nocturno pero más frecuentemente al amanecer y al atardecer. Durante el día es silencioso. Es más fácil oírle que verle. El aullido es engañoso; debido a las características del sonido a la distancia, puede parecer que el coyote está en un lugar, cuando realmente se encuentra en otra parte. No solo se expresa con aullidos, si no con olores, gestos, etc.

La persona coyote se siente más segura durante la noche. Está claro que sabe expresarse y que puede llegar a ser muy bocazas, pero prefiere hacerlo cuando se siente más seguro. Es imposible no oírlo si quiere que le escuches, pero sin embargo si eres tú quien le busca, te va a costar más encontrarlo a no ser que él quiera. Si no quiere meterse, difícilmente se le sacará palabra.

Su voz es inconfundible. Y es un gran artista en conseguir engañar a otros con sus palabras. Igualmente prefiere hablar a pelear. Expresivo.

-El coyote es muy astuto, pero tiene dos puntos flacos. Mira mucho atrás para asegurarse de que está a salvo (lo cual le hace perder terreno si está en peligro) y tiene un sueño muy profundo (que le puede causar problemas si algo lo ataca durante el sueño)

Está claro que la persona coyote es lista. Sabe resolver problemas, analizándolos y sopesando. Pero se preocupa demasiado por su seguridad, al igual que es mucho de mirar al pasado (tanto a tiempos mejores, como a tiempos donde lo pasó mal, en un intento de no volver a repetirlo). Si está en una situación que le aporte seguridad en su vida, se agarrará a ella fuertemente. Es un fallo suyo confiarse en ese tipo de situaciones; ‘Adormilarse’ o conformarse. Y así, si llega de golpe un problema no estará en condiciones de afrontarlo hasta que consiga arrancar.

-El coyote está siempre en alerta. Desconfiado.

Estar seguro para la persona coyote, es importante. Así que para él nunca está de más revisar la retaguardia por si acaso. O mirar dónde están las salidas de emergencia…

Es vivir en un estado constante de defensa.

Es desconfiado con aquellos que no conoce, pero con su pareja o seres más cercanos, es bastante afable y servicial.

-El coyote tiene su propio territorio, que ocasionalmente comparte con su pareja e incluso se puede sobrepasar por otros.

La persona coyote necesita su espacio, pero es bueno compartiéndolo. A no ser que el otro haga algo muy feo, será pasota.

El coyote es muy veloz, no se lo puede atrapar fácilmente.

Si la persona coyote decide poner pies en polvorosa, no se va a conseguir así como así que vuelva o recapacite. Intenta darle alcance, que como mínimo te vas a cansar antes que él. Si la situación no le gusta, se irá rápidamente. Y será igualmente veloz si va tras algo que le entusiasma.

Evasivo.

El coyote es oportunista. Si encuentra carroña la usará, y si tiene nuevas oportunidades (como el caso de la ocupación en Norteamérica de zonas anteriormente ocupadas por lobos) las aprovechará.

La persona coyote aprovecha las oportunidades al vuelo. No le importa quien haya estado antes en ese lugar o puesto, o quien lo usó, o de dónde vino. Si es bueno para él lo usará, pero siempre mira que no sea una presión excesiva para él.

-El coyote es flaco y bastante más pequeño que su pariente el lobo y a primera vista puede dar la impresión de tener mala salud.

La apariencia de la persona coyote puede ser engañosa, refiriéndonos más bien a la idea de que puede mostrar ser más débil o menos amenazante de lo que luego realmente pueda llegar a ser.

El coyote es un animal estafador y embustero.

La persona coyote es muy inteligente y si se lo propone, será capaz de hacerlo, pero esta idea viene desde un mito. Cualquier persona con cierta inteligencia y perspicacia, puede mentir.

-El coyote es un bufón.

Más mitología. A la persona coyote se le atribuye ser bastante risueña, divertida, bromista y jovial, pero de ahí a ser un bufón o un payaso (como dicen los mitos) hay un paso.

-El coyote es el antagonista del lobo.

Las mitologías dicen que son dos opuestos. Esto no es cierto. Una persona lobo y una coyote pueden llevarse bien como cualquier otras dos personas. El lobo dicen que es sabio y de naturaleza buena, mientras que el coyote es avaricioso, imprudente y envidioso. Tanto la persona lobo como la persona coyote pueden ser así o pueden no serlo. Esto son solo mitos. Depende del carácter de la persona.

-El coyote es símbolo de muerte y desgracia.

Más mitos. El pobre coyote tiene muy mala fama. La persona coyote no trae consigo desgracias ni muertes. Esto solo son supersticiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s