El Ethos Vampírico

El Ethos Vampírico es un texto de Atlanta Vampire Alliance cuya redacción es colectiva, a diferencia de otros textos conocidos en la comunidad no solo contiene propuestas para una ética en relación a la práctica de un vampirismo sanguíneo o psíquico, sino que aborda aspectos muy prácticos del asunto como puede verse al final, donde aparece un listado de prácticas seguras.

Muchas gracias a Atlanta Vampire Alliance y a quienes contribuyeron al Ethos Vampírico por permitirme publicarlo y así difundir prácticas seguras para toda la comunidad.

 
 

El Ethos Vampírico

Contribuciones de: SylvereapLeanan, Michelle Belanger, Merticus, Zero, Maloryn, y RedRaven

Reconocemos el valor intrínseco de toda persona, independientemente de su edad, raza, género, orientación sexual, o filosofía espiritual. Nosotros no seguimos o promovemos cualquier credo religioso, político o filosófico particular. Nuestra comunidad se esfuerza por crear una atmósfera en la que los individuos no sólo son libres de crear sus propios significados, valores y convicciones, sino en la que también se espera que lo hagan. Para este fin, este documento representa una premisa básica para la conciencia ética, educativa y de seguridad dentro de la comunidad de vampiros. (1)

 
 

Comunidad

El uso de la frase “comunidad de vampiros” implica a todos los que participan activamente en el discurso y la interacción social alrededor del vampirismo. Esto incluye a aquellos que se identifican personalmente con lo psíquico (psi), pranistas, sanguine (sang), o el arquetipo del vampi(y)ro viviente, y posteriormente practican lo que se conoce como el moderno vampirismo. Incluye a los donantes de los cuales muchos vampiros dependen y confían con su salud y seguridad. También incluye a aquellos amigos, partidarios y simpatizantes que contribuyen con sus propias voces a la discusión en la red y la interacción fuera de ella, así como también aquellos que se acercan a la comunidad en un espíritu de sincera discusión. Aunque está pensada principalmente como un foro para vampiros y donantes para compartir sus experiencias, la comunidad de vampiros es el resultado de todos estos tipos de participación. No existe un sistema de clases dentro de la comunidad, y rechazamos cualquier estructura social impuesta que valora algunos miembros de la comunidad por sobre otros. Todos nosotros somos relevantes para la comunidad y para cada uno de los otros.

 
 

Respeto

Si queremos el respeto de los demás, debemos a su vez estar dispuestos a entregar el mismo respeto. Nuestras creencias evolucionan a partir de nuestras experiencias únicas; no hay un conjunto de “reglas”, ni un camino que sea apropiado para todos. No hay perjuicio en los desacuerdos entre unos y otros; sin embargo, el comportamiento descortés debe evitarse cuando sea posible. Promovemos el tratamiento justo hacia los demás con una actitud abierta en la contemplación de sus puntos de vista. Sin embargo, viola nuestros principios esperar una inmerecida deferencia, o dar lugar a esa expectativa en otros. No vamos a conceder respeto a aquellos que por sus acciones demuestran ser poco dignos de este. La comunidad de vampiros está compuesta de individuos con diversos trasfondos sociales y caminos espirituales. Aunque no estemos de acuerdo con la creencia, práctica, o tradición de otra persona, todos tenemos un derecho común a existir y participar en la comunidad.

 
 

Integridad

Animamos a la originalidad y la expresión moderad por la responsabilidad personal. Cada uno de nosotros es el único responsable de nuestras propias palabras y comportamiento. Ningún miembro de nuestra comunidad, ya sea vampiro, donante o simpatizante, se encuentra aislado del resto, nuestras acciones se reflejan no sólo en nosotros mismos sino también en el resto de la comunidad. Los miembros más experimentados o permanentes de la comunidad deberían ayudar a los que piden consejo, cada uno conforme a su propia capacidad y ausentes de cualquier agenda personal. Reconocemos la existencia de medios de comunicación sensacionalistas y su potencial amenaza tanto para la seguridad y la privacidad de nosotros mismos y nuestros seres queridos. Esperamos que los miembros de nuestra comunidad que se presentan en público, ya sea en funciones sociales, en forma impresa o en Internet, en la radio o una película, que actúen de acuerdo con estos principios para comportarse en todo momento de una manera responsable.

 
 

Conciencia

La comunidad de vampiros es el resultado de sus miembros comprometidos en el autodescubrimiento; no es una identidad prefabricada. Tanto si uno es un vampiro o un donante, un amigo o partidario, la sustancia de la comunidad está formada a través de nuestro autoconocimiento e interacción. Somos fieles a nosotros mismos, y fomentamos la conciencia de sí mismos en los demás, de modo que todos podamos vivir de acuerdo a nuestras propias estéticas y conciencias. Si bien es aceptable el usar seudónimos como alternativas para los nombres propios, creemos que la adopción de una personalidad falsa nos roba la oportunidad de formar lazos genuinos y duraderos con cada uno de los otros. La comunidad de vampiros es un producto de nuestras propias contribuciones y perspectivas individuales; en esta cultura ser infiel a uno mismo despoja a toda la comunidad de relevancia y propósito. Además de nuestra propio autoconocimiento, debemos ser conscientes de lo que sucede dentro de nuestra comunidad, esforzándonos siempre en promover un ambiente seguro y estructurado para nosotros y los demás.

 
 

Seguridad

Vampiros y donantes están comprometidos del mismo modo a proteger la seguridad de sus seres queridos y de sí mismos. Haremos cualquier esfuerzo para educarnos en métodos seguros de alimentación, incluyendo pero no limitado a: anatomía y fisiología básica, primeros auxilios, esterilización, prevención de enfermedades, y prácticas sexuales más seguras. En todos los asuntos relacionados con la alimentación ejerceremos un juicio con una mente clara y alerta, reconociendo el vínculo entre el vampiro y el donante. Cualquier persona que realiza una actividad que a sabiendas es nociva, negligente, o contrario a los deseos previos expresados de un donante, puede soportar duras críticas abiertamente manifestadas o publicadas dentro de la comunidad de vampiros, así como ser potencialmente objeto de la intervención de las fuerzas de la ley.

 
 

Animamos adherirse a las siguientes prácticas:

• No dejamos de investigar minuciosamente a los donantes tanto por condiciones de salud físicas y mentales, y den interesarnos en información de pruebas frecuentemente actualizada, según sea pertinente. Del mismo modo, no fallemos en apoyar todas las leyes aplicables que regulan la edad legal de consentimiento y los asuntos relacionados con el consumo o intercambio de sangre.

• No nos alimentamos a sabiendas de aquellos que están infectados con VIH, Hepatitis, u otras enfermedades de transmisión sanguínea, o de aquellos cuyas aflicciones físicas o condición los ponen en riesgo de sufrir daño, ya sea por alimentación sanguínea o psíquica.

• No nos alimentamos de una persona sobre cuya salud psicológica tenemos razones para creer que puede ser perjudicada, ya sea por alimentación sanguínea o psíquica.

• No permitimos a otros alimentarse de nosotros si nuestra salud física o mental es de cualquier manera comprometida o si albergamos cualquier duda en cuanto a nuestro actual estado de salud.

• No dejamos de practicar un sexo más seguro, e igualmente no nos alimentamos de aquellos que no practican un sexo más seguro. El intercambio de sangre debe tener lugar entre adultos que consienten, idealmente mientras están comprometidos en una relación monógama o cualquier otro universalmente convenido en disposición.

• No nos alimentamos de cualquier persona que está intoxicada, bajo la influencia de sustancias ilícitas o ilegales, o de cualquier otra forma incapaz de entregar su consentimiento informado escrito o verbal.

• No atraemos la desfavorable atención hacia nuestros donantes o nosotros mismos, ya sea por alardear sobre las prácticas de alimentación en un entorno inapropiado o por exponernos a nosotros mismos a los que activamente buscan explotarnos para su beneficio personal.

• Tanto si somos vampiros o donantes, no vacilamos en denunciar el comportamiento ilegal a las fuerzas de la ley y alejarnos de situaciones perjudiciales.

Derechos de Autor 2005 – 2012; Atlanta Vampire Alliance [AVA]. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este sitio puede ser reproducida, transmitida o modificada sin autorización expresa por escrito de Atlanta Vampire Alliance [AVA].

 
 

Notas de Traducción

1- El Etos según la RAE es: Conjunto de rasgos y modos de comportamiento que conforman el carácter o la identidad de una persona o una comunidad.

Es la raíz lingüística de palabras como “ética”, proviene del griego y traducible como “carácter moral”, “naturaleza”, “disposición”, “hábito”, “costumbre”. En Wikipedia se encuentra una aclaración respecto al origen de la palabra:

ëthos es la palabra relacionada con ética y que refiere a la inclinación para hacer el bien.

éthosen cambio refiere a costumbre, hábito. Originalmente aludía a guarida, morada, el lugar donde habitan animales, u hombres.

El pueblo romano traduce ambas palabras como “moral”, con lo cual se crea una ya milenaria confusión entre moral y ética. Y la ética es: Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre (4º Definición de la RAE). La elección del nombre ethos no es casual porque refiere a ética, que no es lo mismo que decir “moral”, aunque ética y moral estén relacionadas. La ética es más bien una necesaria reflexión sobre la moral (la que puede ser social); una moral personal, es lo que permite a un individuo asumir su responsabilidad como tal e independientemente de la moral social imperante.

Ejemplo: la moral de una sociedad puede afirmar que está bien discriminar a las mujeres por su género, sin embargo una persona que reflexiona sobre ese mandato moral social puede tomar su propia decisión moral personal, es decir de carácter ético, y oponerse a esa moral social. Así las cosas, la moral imperante es lo que hacía que ciudadanos comunes y corrientes fueran a trabajar en los hornos de cremación de los campos de concentración de la Alemania nazi, mientras que para que cualquiera de ellos se negara a hacerlo necesariamente debería haber de por medio una reflexión ética. Por esta razón es que cualquiera tiene moral, pero no cualquiera tiene ética.

Las prácticas que se alientan a seguir en El Ethos Vampírico tienen relación con una moral a nivel comunitario sin duda alguna, pero son ante todo elecciones éticas porque dependen de cada persona, implican participar desde la responsabilidad individual y desde allí hacia una forma de entender y construir una comunidad.

 
 

ENLACES

Atlanta Vampire Alliance – The Vampiric Ethos

RAE – Etica

RAE – Etos

Wikipedia – Ethos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s