La Mano Transhumana 1.0


 
 

La Mano Transhumana 1.0 – Versión en Español

La Mano Transhumana 1.0 – Versión en Inglés

 
 

La Mano Transhumana es una propuesta de cooperación entre distintas comunidades involucradas en una búsqueda de identidad, la comunidad Otherkin, Therian, yde Vampiros Reales. La palabra “transhumana” es utilizada aquí para expresar cooperación, intercambio, solidaridad, y trabajo comunitario; una palabra que permite reunirnos a todos por el bien común pero no algo que pueda definir todo lo que somos. Es simplemente una mano tendida para fomentar acuerdos y no un dogma que todos debamos compartir; es una propuesta para trabajar juntos y, si estamos dispuestos a ello, las palabras elegidas en un texto nunca serán lo más importante, ellas solo expresan mejor quienes somos y lo que buscamos. La Mano Transhumana contempla los siguientes puntos:

 
 

 I. Reconocer el valor de la Diversidad.

Somos personas y comunidades con una historia de búsqueda de nuestras identidades, no somos todos iguales pero todos deseamos saber quiénes somos y por qué somos así. Tenemos diferentes condiciones, preguntas por resolver y respuestas para ofrecer; pero cada uno de nosotros es consciente de poseer una condición especial y de la necesidad de hacer preguntas sobre nosotros mismos, así como comprendemos el valor de hallar respuestas que nos permitan seguir avanzando en la búsqueda.

Todo ello puede resumirse en una palabra: DIVERSIDAD. Es lo que nutre nuestras búsquedas personales y colectivas; saber que hay otros como nosotros, saber que ellos también están buscando, y que todos somos únicos aunque compartimos muchas experiencias. La diversidad nos une y permite continuar la búsqueda, ella nos brinda cada día la oportunidad de ser cómo somos pero también de cambiar lo que somos, incorporando nuevas preguntas y respuestas. Por ello celebramos la diversidad, la fomentamos y compartimos con otros, porque define esencialmente nuestra necesidad de comprender quiénes somos y hacia dónde vamos.

 
 

II. Reconocer el valor de una búsqueda de identidad personal y colectiva.

Somos personas, grupos y comunidades, somos todo eso en nuestras vidas cotidianas. Actuamos desde una historia y una experiencia personal y colectiva, individuos y sociedades creciendo continuamente. Cada uno de nosotros es un fértil elemento que integra una estructura mayor, todos poseemos conocimientos, pensamientos, ideas y experiencias que aportar para definir lo colectivo y además nutrir a otros individuos que participan de una búsqueda de identidad.Todos somos raíces, hojas, y también las ramas que conectan cada parte del árbol. Lo individual y lo colectivo son partes indisolubles de una misma búsqueda primordial, por lo tanto todas las partes deben ser reconocidas y valoradas.

 
 

III. Reconocer el valor de las distintas comunidades.

Existen diferentes búsquedas de identidades porque existen diferentes condiciones que conocemos y experimentamos; somos Otherkins, Therians, y Vampiros Reales. Al conocer a otros semejantes a nosotros construimos nuestras propias comunidades, cada una de ellas con sus particulares características: historia, desarrollo, intereses, conflictos, avances y retrocesos. Todas ellas tienen mucho para compartir a través de sus experiencias y diversidad intrínseca, todas ellas pueden crecer ofreciendo su conocimiento a las otras. Cada una posee su propia riqueza que aportar a la búsqueda personal y colectiva de todas las demás comunidades; reconocemos y valoramos ese constante aporte comunitario como importante y necesario para seguir creciendo.

 
 

IV. Reconocer el valor del trabajo comunitario e intercomunitario.

Lo que somos se refleja en lo que hacemos, cada comunidad tiene mucho trabajo realizado y todavía tiene mucho trabajo que hacer por el bien común. El trabajo comunitario permite el desarrollo de una comunidad y los individuos que la integran, pero además el trabajo entre las distintas comunidades es una posibilidad siempre latente de crecer unidos un poco más, de hallar en el otro el reflejo de nuestras inquietudes, anhelos y deseos de saber quiénes somos. El trabajo comunitario e intercomunitario es un espejo que refleja lo mejor de los individuos y las organizaciones sociales que nacen a partir de ellos, y la mejor imagen quepuede reflejar es la de diversas comunidades trabajando unidas para el reconocimiento de todas las condiciones especiales que sabemos que existen.

 
 

V. Reconocer el valor de la Integridad.

Porque somos personas con condiciones especiales comprendemos lo que significa ser discriminados, maltratados, insultados, ignorados y rechazados. Sabemos cómo es estar en un lugar difícil, a veces sin el apoyo de amigos, familiares, y la sociedad en general; entendemos el sufrimiento que causa la incomprensión, la soledad de quien es apartado por ser diferente. Sin embargo, muchas otras personasque no son como nosotros también conocen el sufrimiento, y eso es algo que nunca debemos olvidar. Si lo hacemos, habremos dilapidado el inmenso valor de nuestras experiencias como buscadores de identidad, despreciando el precio que pagamos por ello cada día.No debemos desvirtuar nuestra búsqueda participando en todo aquello que consideramos injusto, cruel, o denigrante. Precisamente porque merecemos respeto debemos tener posturas claras sobre todas estas cosas, no podemos exigir aquello que no brindamos, ni reclamar lo que no predicamos con el ejemplo cotidiano.

Por ello condenamos cualquier violación a los derechos de las personas, así como el racismo y la discriminación por cualquier motivo: sexo, orientación sexual, edad, género, origen étnico, creencias religiosas y espirituales, posición social y económica, o cualquier otra característica individual o colectiva de las personas. Celebramos las leyes que fomentan la existencia de sociedades civilizadas y tolerantes con la diversidad, aquellas que respetan la integridad de seres humanos, animales, y del medio ambiente en que ambos viven; por esa razón no puede haber lugar alguno en nuestras comunidades para quienes practican y fomentan laancestral discriminación hacia las mujeres, la pedofilia y el abuso infantil, la discriminación de las minorías y la violencia en todas sus formas. Diversidad y Respeto son dos aspectos indisolubles de una misma forma de relacionarse con el mundo, eslo que como individuos que integran comunidades ofrecemos porque deseamos recibir lo mismo, queremos que nos sea devuelto lo que en primer lugar brindamos con manos abiertas.

 
 

VI. Reconocer el valor de una búsqueda de identidad auténtica.

Nuestras búsquedas de identidadhan sido muchas veces menospreciadas, distorsionadas y mal comprendidas. Hemos sido víctimas del sensacionalismo mediático y la desinformación; comparados con personas desequilibradas o inmaduras que solo juegan juegos de rol, son influenciadas por productos culturales de entretenimiento, necesitan una permanente atención sobre sus personas, o bien con individuos que solo persiguen un lucro económico a costa de los ingenuos.Y aunque rechazamos todas esas ideas, demasiadas veces hemos visto cómo personas con esas características se acercan a nuestras comunidades y producen un enorme daño. No podemos ser indiferentes ante el accionar de individuos que nada bueno pueden ofrecer; nosotros, quienes vivimos cada día con una condición existencial especial, condenamos el uso falaz e irresponsable de elementos de fantasía y ficción para justificar la carencia de la indispensable honestidad que debe formar parte de una legítima búsqueda de identidad. Nosotros somos buscadores de una verdad que solo puede hallarse desde la honestidad, la introspección, la investigación, y el libre intercambio de información y experiencias; dichos elementos no pueden reemplazarse con fantasías inconducentes. Lo que somos es una inmensa tierra por explorar, no necesitamos incluir ideas prestadas de la imaginación popular para completar el mapa de nuestras identidades, no necesitamos más fantasía para ser más reales, sino todo lo contrario.

Consideramos sumamente perjudicial para nuestras comunidades la errónea pretensión de reemplazar los componentes de una auténtica búsqueda de identidad, con elementos irreales tomados productos de entretenimiento generados por medios masivos de comunicación. Fomentamos el crecimiento de las personas y no la creación de triviales personajes de fantasía, entendemos que cualquier intento serio y responsable de hablar sobre una verdadera identidad transhumana es irreconciliable con el uso ingenuo o malintencionado de elementos de ficción externos, derivados de creaciones artísticas y comerciales, y sin basamento alguno en las experiencias cotidianas de personas involucradas honestamente en una búsqueda de identidad. No necesitamos más personas jugando a rol ni fabricantes de modernas pseudo-mitologías, muy atractivas para los insensatos o inestables emocionalmente, comerciantes sin escrúpulos que lucran con la venta de personalidades de fábula prefabricadas, modelos para armar de una identidad superficial y vacía, productos de marketing que finalmente despojana los incautos de todo aquello que afirman ofrecer. No debe haber ningún lugar en nuestras comunidades para personas que desvirtúan lo que somos y hacemos por motivos puramente infantiles, egoístas, económicos, y es la tarea diaria de todas las comunidades y sus miembros el luchar contra este problema.

 
 

VII Reconocer el valor de la información.

La información que ofrecemos y recibimos puede enriquecernos o empobrecernos, incorporar aspectos positivos o negativos anuestras búsquedas de identidad; los modernos medios tecnológicos ponen a nuestra disposición infinitas cantidades de ella en múltiples formas, pero la tecnología por sí sola no puede brindarnos honestidad, responsabilidad, ni la capacidad de reflexionar sobre el uso ético de la información relativa a nuestras búsquedas. Ni la imprenta de Gutenberg ni Internet pueden lograr eso y nunca lo harán, como personas que hacen un uso de la información somos los únicos responsables de cómo utilizamos cada partícula de ella que encontramos y difundimos, especialmente respecto a nuestros intereses y objetivos como personas con condiciones existenciales especiales.

La información relativa a nuestras búsquedas proviene de infinidad de fuentes, a veces cae en desuso osimplemente cambia de manera continua, acompañando el permanente progreso de las sociedades. Esto debería llevarnos a revisar cada día nuestro compromiso ético con la difusión de información pues su mal uso claramente puede perjudicarnos; de la misma forma,un uso honesto y responsable nos permite progresara nivel personal y comunitario. Alentamos el libre intercambio de información entre personas, grupos y comunidades involucradas en una búsqueda de identidad, así como su uso ético, ello solo puede redundaren el beneficio común. La información bien utilizada es nuestro mejor escudo contra la injusta desinformación demasiadas veces esgrimida contra nosotros: el sensacionalismo mediático, el uso prejuicioso del contenido de nuestros sitios web, las erróneas concepciones sobre nuestras condiciones, las comparaciones sin fundamento con enfermedades que no padecemos, y la atribución y equiparación de conductas antisociales, violentas o desequilibradas, con las condiciones que poseemos. Todo eso puede ser desalentado dando ejemplo acerca del buen uso de la información. No podemos luchar contra aquello que nos perjudica siguiendo malos ejemplos; demostrar cada día que otra forma de acceder y utilizar la información es posible debería ser nuestro estándar para difundir quiénes somos y cómo nos relacionamos con el mundo entero.

 
 

VIII. Reconocer el valor de ser una mano que coopera.

Para fortalecer y profundizar nuestras búsquedas de identidad nos necesitamos unos a otros; más allá de cómo nos definamos: como personas humanas, transhumanas, o no humanas. Podemos formar un caudal mayor enriquecido con la contribución personal y colectiva de nuestras respectivas comunidades. Nos podemos llamar Otherkins, Therians, Vampiros Reales, pero no podemos dejar de llamarnos personas comprometidas en una búsqueda permanente para saber quiénes somos. Las definiciones, nombres y terminologías que utilizamos respecto a nuestras identidades son únicamente el cambiante envoltorio que cubre lo que en verdad somos. La Búsqueda nos define, lo que somos es lo que hacemos, la mano tendida para cooperar es mucho más importante que una definición, y nuestra búsqueda prosiguedía tras día aunque las palabras cambieno dejen de utilizarse. El intercambio de información y experiencias, la cooperación y el trabajo comunitario,ellos no pueden ser limitados por conceptos; mientras que una búsqueda de identidad personal o colectiva puede implicar un grado de subjetividad, la constructiva cooperación entre personas, grupos y comunidades, es un hecho objetivo y una práctica que puede ser tan habitual como deseemos.

No debemos restringir, condicionar, o manipular la búsqueda de otros semejantes a nosotros, debemos contribuir a otras búsquedas y aprender de ellas. Podemos ser cada uno de nosotros la Mano Transhumana que sostiene a los demás miembros de las diferentes comunidades, podemos hacerlo desde nuestros lugares y a partir de allí contribuir a una comunidad mayor en constante desarrollo. Nuestras propias necesidades e intereses pueden ser factores de crecimiento a través del intercambio y la cooperación, sin importar cómo nos definamos. Buscarnos en la Red de Redes, en nuestras ciudades, en cualquier lugar del mundo, mirarnos a los ojos, conocernos y ofrecer una mano amiga; todo eso es posible y deseable para enriquecernos mutuamente.

 
 

IX. Reconocer el valor y el potencial de ser una Comunidad de Comunidades.

Podemos ser una comunidad de comunidades partiendo de lo personal y pasando por lo grupal, diferentes comunidades hermanadas por una búsqueda de identidad, miembros activos con experiencias compartidas, sembrando la diversidad que es nuestro inapreciable potencial de crecimiento. Podemos ser fertilidad.

Y debemos permanecer unidos para lograr este objetivo, no podemos permitir que ideas inconducentes nos dividan y alejen, ni perder todo lo que juntos podemos lograr dando un inmerecido espacio entre nosotros a ideologías divisionistas, las que solo pueden producir un estéril enfrentamiento basado en falsos antagonismos; tampoco necesitamos falsas ideas de superioridad entre grupos de personas que se definen como humanas, transhumanas o no humanas. Debemos ser sabios, debemos saber alejarnos de planteos tan infantiles como destructivos para el desarrollo colectivo; nuestras comunidades nutren nuestra diversidad, cooperación e intercambio, no necesitamos conflictos sin sentido sino conocimiento constructivo alimentado cada día por todos nosotros.

Necesitamos que nuestras búsquedas de identidad estén basadas en valores personales y colectivos positivos que nos unan, necesitamos ser una cálida mano transhumana ofrecida para construir una comunidad de comunidades.

Por una comunidad transhumana unida.

 
 

Mistwolf, 17-03-2013. Este texto fue desarrollado desde el sitio web Noctalium. Puede ser transmitido, redistribuido, publicado, o traducido por otras personas, grupos u organizaciones, siempre que no exista ninguna modificación de su contenido y se lo haga de manera completa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s