Desmitificando el Vampirismo “Real” para el resto de nosotros


Una visión de conjunto del vampirismo moderno para el público en general

 
 

Los vampiros psíquicos y sanguinarian son personas que no pueden mantener adecuadamente su propio bienestar físico, mental o espiritual, sin la toma de sangre o energía de vida vital de otras fuentes. Sin alimentarse un vampiro se volverá letárgico, enfermizo, deprimido, y con frecuencia pasa por el sufrimiento físico o malestar. Tales individuos generalmente consideran que el “vampirismo real”es una extensión de la identidad personal en lugar de un estilo de vida. Si bien están aquellos que se auto-identifican como vampiros psíquicos o sanguinarian que adhieren al “estilo de vida de vampiro”, adoptando una estética de vampiro, luciendo colmillos protésicos, o participando en juegos de rol, los que llevan un estilo de vida de vampi(y)ros no son sinónimos con aquellos que creen deben alimentarse de energías psíquicas o de vida, y/o sangre. De la misma forma el fetichismo de la sangre y el vampirismo sanguinarian no son sinónimos y existen como sus propias distintivas subculturas. Los fetichistas de la sangre se excitan al ver, oler, y tocar sangre, mientras que los vampiros sanguinarian creen que el beber pequeñas cantidades de sangre representa un asunto de salud y calidad de vida, una necesidad en lugar de un deseo.

 
 

El vampirismo real no constituye un culto, una religión, una parafilia, una ramificación de la subcultura BDSM, una comunidad compuesta exclusivamente por participantes engañados o mentalmente enfermos, y no es lo que se describe en libros de ficción, en la televisión o las películas. El uso de terminología de diagnóstico psiquiátrico obsoleta, tal como “Vampirismo Clínico”, “Síndrome de Renfield” y “Autovampirismo”, o la comparación de vampirismo con la condición médica conocida como porfiria, es errónea y carece de mérito. El vampirismo no es considerado una religión por la mayoría de los autoidentificados vampiros, cuyas creencias religiosas y espirituales más frecuentemente reportadas incluyen el ateísmo, paganismo, cristianismo, satanismo, budismo, taoísmo, chamanismo, magick, ocultismo, Wicca, y espiritualidad vampi(y)rica. Algunos en los medios de comunicación y en la academia han elegido caracterizar a los vampiros como criminales que participan en prácticas subversivas y peligrosas. Los vampiros reales son erróneamente introducidos en las mismas categorías que el sacrificio ritual animal o humano, el canibalismo, el fetichismo, la expresión religiosa fanática, y etiquetados como inestables amenazas para sí mismos y los demás. La abrumadora mayoría de los autoidentificados vampiros adhieren a las prácticas de alimentación ética y segura, están cuerdos y en su sano juicio, y contribuyen productivamente a la sociedad.

 
 

Muchos de los autoidentificados vampiros reportan que ellos sufren de asma, migrañas, depresión, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia y otros desórdenes relacionados al sistema endocrino que exceden las tasas típicas de prevalencia con comorbilidad de posible disfunción adrenal o pituitaria. Debido en gran parte al creciente conocimiento sociológico académico persiste la esperanza de que no sólo habrá una mayor conciencia por parte del público en general en cuanto a las prácticas y creencias de los “vampiros de la vida real”, sino también un mayor interés de los investigadores médicos. Algunos vampiros sanguinarian e incluso vampiros psíquicos gustarían de ver test genéticos y otras pruebas médicas exhaustivas, conducidos para ayudar a determinar qué sucede con ellos, si en todo caso, es verdaderamente anormal respecto al resto de la humanidad. Incluso aquellos autoidentificados vampi(y)ros que no están buscando respuestas a través de la ciencia médica sólo desean que los dejen arreglárselas solos, y existir entre nosotros sin temor al ridículo o la hostilidad. Un saludable escepticismo y el pensamiento analítico no son enemigos de la comunidad de vampiros, ellos son herramientas esenciales integrantes del crecimiento y la comprensión de la identidad vampírica.

 
 

Desmitificando el Vampirismo “Real” para el resto de nosotros.

Por Merticus, Atlanta Vampire Alliance [AVA] & Suscitatio Enterprises, LLC.

10 de Febrero del 2013 – Este artículo puede ser redistribuido, traducido, o adoptado por otras organizaciones, a condición de que no haya modificaciones de contenido y se incluya la citación completa.

 
 

ENLACES

Atlanta Vampire Alliance – Demystifying  ‘Real’ Vampirism For The Rest of Us

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s