Anemia

La Anemia es una enfermedad de la sangre debido a la disminución de la cantidad de glóbulos rojos o de hemoglobina que estos contienen. Esta es una proteína que facilita el transporte del oxígeno a todo el cuerpo, y por lo tanto una persona con anemia tendrá un déficit de oxígeno (hipoxia) en su organismo. En algunos tipos de anemia tanto los glóbulos rojos como los glóbulos blancos y las plaquetas pueden disminuir en cantidad. Una anemia puede deberse a una mayor velocidad de destrucción de los glóbulos rojos, que duran aproximadamente 120 días, a una pérdida significativa de sangre o a una falla en la producción de glóbulos rojos. Esto puede deberse a distintas enfermedades y problemas de salud.

 
 

FACTORES

Una pérdida importante de sangre puede deberse a un traumatismo, cáncer, cirugía, menstruación abundante, el sagrado del aparato urinario o digestivo. En el caso de una disminución en la producción de glóbulos rojos pueden intervenir factores adquiridos y/o hereditarios, algunas hormonas, embarazo, alimentación inadecuada, enfermedades crónicas. El tipo de anemia aplásica puede causar también esta disminución. Cuando la hormona eritropoyetina, que estimula la médula ósea para producir glóbulos rojos, no se encuentra en la cantidad adecuada, cuando existe una alimentación deficiente en vitamina B12, ácido fólico o hierro, vitamina c, riboflavina y cobre, o bien están presentes enfermedades de los riñones o el cáncer, puede disminuir la producción. Algunos tratamientos para esta última enfermedad pueden afectar directamente a la médula ósea o afectar a los glóbulos rojos.

El HIV Sida puede provocar anemia como consecuencia de infecciones presentes o medicamentos usados. Durante el embarazo pueden producirse estados de anemia, debido a falta de ácido fólico, hierro, cambios en la sangre, y también porque en los primeros 6 meses el plasma en sangre aumenta más rápido que la cantidad de glóbulos rojos, lo cual diluye la sangre. Enfermedades del bazo o un aumento de su tamaño, hacen que este órgano desaloje del cuerpo una mayor cantidad de glóbulos rojos envejecidos que lo habitual, produciendo así anemia por la destrucción excesiva de los mismos. Otras causas de esta destrucción pueden ser la talasemia, anemia de células falciformes, anemia hemolítica, deficiencias enzimáticas.

Otros factores implicados en casos de anemia pueden ser enfermedades intestinales inflamatorias, enfermedades de la tiroides, diabetes, hepatitis, artritis reumatoidea, insuficiencia cardíaca, falta de vitaminas y minerales.

 
 

SINTOMAS

Los síntomas más frecuentes que pueden estar presentes en una persona que sufre anemia son: mareo, palidez, vértigo, cansancio y debilidad, frío en manos y pies, arritmia, taquicardia, dolor en el pecho, entumecimiento y hormigueo empezando por manos y pies, dificultad para respirar (disnea), alteración del ciclo menstrual, ausencia o retraso de la menstruación, falta de apetito, úlceras o grietas en la comisura de los labios, lengua hinchada (glositis), deseo de ingerir sustancias no comestibles como el hielo o materia inorgánica (pica). En la anemia aplásica pueden manifestarse encías sangrantes, frecuente sangrado nasal, un mayor tiempo de sangrado y facilidad para la formación de hematomas.

En un proceso de anemia el corazón se ve obligado a realizar un esfuerzo mayor de lo habitual para bombear oxígeno a todo el cuerpo para satisfacer la demanda habitual. Aun así, en los casos de anemia más leve puede no presentarse síntomas o ser muy leves, ya que el cuerpo intentará compensar la deficiencia.

 
 

TIPOS DE ANEMIA

Los diferentes tipos de anemia son: anemia Aplásica, anemia de Cooley o Talasemia, anemia Crónica, anemia Drepanocítica o de Células Falciformes, anemia Ferropénica, anemia Hemolítica, anemia Megaloblástica. Además un estado de anemia puede ser leve, moderado o severo, de acuerdo a su gravedad.

 
 

DIAGNOSTICO

Para un correcto diagnóstico de la anemia por parte de un profesional médico debe haber un estudio del historial médico del paciente y sus antecedentes familiares, así como realizarse un examen médico y los análisis necesarios que indique el profesional. Estos pueden incluir un Hemograma completo para determinar el estado de salud de los  distintos componentes de la sangre, analizándose la hemoglobina y el hematocrito o medida del porcentaje de la sangre representado en glóbulos rojos; la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas; el volumen corpuscular medio (VCM), que es una medida del tamaño promedio de los glóbulos rojos.

Pueden incluirse análisis adicionales como la electroforesis de hemoglobina, para evaluar los distintos tipos de hemoglobina; un recuento de reticulocitos para determinar la cantidad presente en sangre de glóbulos rojos inmaduros; pruebas para determinar la concentración de hierro en sangre y en el cuerpo, como la del hierro sérico y la ferritina sérica, la trasnferrina y la capacidad total de captación de hierro. Otras pruebas que pueden requerirse son las indicadas para casos de insuficiencia renal; intoxicación por plomo; carencias de vitaminas como la B12 y el ácido fólico; pruebas para determinar el origen de un posible sangrado como el análisis de materia fecal; endoscopía; también es posible un análisis de médula ósea.

 
 

TRATAMIENTO

El correcto tratamiento de la anemia puede implicar procedimientos, medicinas, una adecuada alimentación y suplementos nutricionales con hierro. Vitamina C para ayudar a absorber el hierro, vitamina B12 y ácido fólico, son a veces necesarias en un tratamiento contra la anemia.  En cuanto a los hábitos alimenticios se recomienda ingerir elementos nutricionales ricos en hierro, como carnes rojas, especialmente hígado que contiene una alta concentración de hierro, aves, mariscos y pescado, leche, yogurt, queso, guisantes, judías, lentejas, cacahuetes, huevos, frutos secos como uvas pasas, melocotones, albaricoques, higos, nueces, panes, cereales, pasta, frutas como el plátano y la naranja, y otras frutas con alto contenido de vitamina C como el kiwi, mango, fresas, melón y sandía.

Entre las verduras la espinaca, brócoli, papas, tomate, lechuga, pimiento, repollo. Se recomienda comer un poco de carne junto a otros alimentos ricos en hierro como las verduras, ya que el organismo absorbe más eficazmente el hierro de esa forma. Las medicinas indicadas para la anemia pueden incluir la eritropoyetina sintética que estimule la producción de glóbulos rojos, tratamientos hormonales para mujeres con una menstruación abundante, antibióticos para combatir las infecciones que contribuyan a un estado anémico, quelación para una contaminación por plomo, y otras medicinas indicadas para ayudar al sistema inmunitario del paciente a no eliminar sus propios glóbulos rojos.   En casos graves, una cirugía para extirpar el bazo enfermo, trasplante de médula ósea y de células madre, o una transfusión de sangre pueden ser necesarios.

 
 

CONCLUSIONES

La anemia, si es grave o prolongada, puede causar lesiones en el cerebro, corazón y otros órganos, debido a la falta de oxígeno en estos, y en casos muy graves ser causa de muerte. Puede también perjudicar más la salud en enfermos de HIV – Sida, cáncer, y causar problemas cardíacos. Aunque puede presentarse en ambos sexos y a cualquier edad y en todos los grupos étnicos, las personas con mayor riesgo de sufrir anemia son las mujeres en edad de procrear por pérdida de sangre en la menstruación, los niños con una inadecuada alimentación en hierro, y los adultos en edad avanzada.

 
 

ENLACES

FamilyDoctor.org

Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre

Lab Test OnlineES

National Kidney Foundation – La anemia y la insuficiencia renal crónica

NOAH.org – New York Online Access to Health

OMS – Unicef Hacia un enfoque integrado para el control eficaz de la anemia

University of Virginia Health System

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s