Concientización de la Seguridad Personal y la Privacidad de la Comunidad de Vampiros Reales

Este es un texto de la gente de Atlanta Vampire Alliance relativo a la seguridad en la comunidad de vampiros reales. No hay mucho que agregar, tan solo destacar la claridad para tratar el tema y que sea un mensaje abierto a toda la comunidad, es la única forma de abordar con éxito este problema, mediante la cooperación colectiva. Muchas gracias a la gente de AVA por permitirme publicar aquí este texto, y en especial gracias por la ayuda recibida con las dudas de traducción.

 
 

Un sobrio mensaje para los participantes de la comunidad de vampiros

La comunidad de vampiros se formó en parte para promover el bienestar de sus miembros con una red social de apoyo. Hemos hecho un trabajo admirable en promover prácticas seguras de alimentación, sensibilidad y reconocimiento de asuntos de los donantes, y compartiendo las formas más efectivas de manejar o conceptualizar el vampirismo. Nos hemos apoyado unos a otros cuando descubrimos que era aceptable para formar nuestras propias identidades, incluso si aquellos cercanos a nosotros no podían o no querían ser de apoyo. A pesar de nuestros avances, no hemos logrado proteger plenamente a nuestra comunidad de la explotación tanto de extraños como de subversivos participantes que existen entre nosotros. Los miembros más visibles de la comunidad de vampiros deberían esforzarse para ser más abiertos con los recién llegados y dispuestos a trabajar con ellos en la búsqueda de recursos responsables. Cuando los recién llegados se encuentran a sí mismos en un entorno sin líderes es más probable que ellos encuentren individuos dispuestos a cumplir este rol, quienes tienen mucho menos que honorables intenciones. Ha llegado el momento de reconocer y corregir este problema.

Los participantes en la comunidad de vampiros tienen la responsabilidad de unos hacia otros de identificar correctamente, reconocer y eliminar el comportamiento ilegal, abusivo y depredador de nuestro propio entorno. Todos somos conscientes de que hay depredadores y oportunistas que quieren sacar provecho de la popularidad de los vampiros; usando a la comunidad de vampiros como su personal ventanilla de delicatesen al paso de víctimas potenciales. La promoción activa de un conjunto cultural de valores al cual los vampiros reales ya tienden a aspirar, es la manera más fuerte y de mayor alcance para debilitar a estos individuos. Si es ampliamente conocido que los vampiros reales promueven un comportamiento seguro, el crecimiento personal saludable, y las interacciones entre individuos igualmente fuertes en igualdad de condiciones sociales, entonces es mucho más difícil para los depredadores, abusadores, y oportunistas el pretender efectivamente ser parte de nuestra comunidad, o peor, engañar a otros para que los sigan basados ​​en los méritos de su supuesto vampirismo y encantador carisma. (1)

En la construcción de la comunidad de vampiros hemos creado una cultura que fomenta la introspección, promueve la salud individual, y trata de satisfacer las necesidades de sus individuos. También podemos utilizar estos métodos que son únicos en la comunidad de vampiros para hacer frente a los peligros y promover la salud a nivel comunitario, así como a nivel individual. Nos lo debemos a nosotros mismos y a aquellos que participan en nuestra comunidad, tanto en la red como fuera de ella, el reconocer que la comunidad de vampiros está en riesgo ante tipos específicos de abuso. Debemos estar dispuestos a dar los pasos necesarios para crear una cultura que reduzca el riesgo para nuestros participantes. Esto también incluye identificar a los participantes de la comunidad que optan por aprovecharse de los demás, crear vidas imaginarias que tienen el potencial de afectar adversamente a quienes les rodean, o a quienes cometen delitos y toman parte en comportamientos que suponen un claro peligro para la protección personal, la seguridad y los medios de sustento respetuosos de la ley de los participantes en la comunidad de vampiros.

 
 

I. Evita permitir o alentar fantasías descaradas

Cuando los individuos participan en discusiones únicamente en internet, los demás sólo pueden juzgar lo que son como personas por lo que escriben. Mientras que lo mismo puede decirse para aquellos que eligen revelar aspectos selectivos de sí mismos a través del teléfono o en persona, es menos probable que ocurra con el mismo grado de éxito. Somos una comunidad no mayoritaria, cuyos tópicos de discusión incluyen temas espirituales o de lo oculto, y estos temas pueden parecer dramáticos, fascinantes, e intensos. Entendemos que por el simple hecho de existir, una comunidad dedicada al apoyo de los vampiros reales inevitablemente atraerá a gente con condiciones de inestabilidad emocional o psicológica, quienes son atraídos por el atractivo de lo fantástico. Debemos trabajar para distinguir explícitamente la disposición de la comunidad de vampiros hacia lo dramático de la retórica jocosa. Es perjudicial para todos nosotros el permitir la confusión de cualquiera de fantasía con realidad.

Nuestra comunidad tiene una fuerte apreciación por la expresión personal, la que ha dado a los participantes un amplio margen de aceptabilidad en el uso del lenguaje dramático y derivado de la ficción, pero estamos alcanzando los límites de lo que la comunidad puede tolerar sin llegar a ser facilitadores abyectos de fantasías basadas en el ego y comportamientos de juegos de rol por parte de extraños. Una cultura que aprecia y recompensa una comunicación precisa es mucho más valiosa para nosotros que una cultura que permite el lenguaje metafórico para contaminar la discusión con el drama, mientras que ayuda a los depredadores a mezclarse con esta. Una jerarquía social impuesta, títulos personales asignados, y leyes arbitrarias derivadas en gran parte de juegos de rol, son contraproducentes para proteger a la comunidad de los abusos. Tenemos que ser capaces de discernir a los miembros legítimos de la comunidad de los extraños, o de aquellos que simplemente tomaron prestada terminología con la esperanza de una rápida asimilación y una base de ingenuos fans que sucumbirán a sus deseos o posibles segundas intenciones. Muchos depredadores no son fácilmente identificados ya sea como inestables o violentos. Los más peligrosos son a menudo aquellos que son los más carismáticos, asimilándose a la multitud y ascendiendo en los rangos hasta obtener el nivel de reconocimiento o respeto necesario para llevar a cabo sus acciones. Si tienes la sensación de que algo no está “bien” acerca de alguien, entonces tal vez deberías escuchar a tu intuición, especialmente si otros están de acuerdo.

El tiempo es una mercancía valiosa, por lo que estamos decididos a gastarlo sólo conversando con gente merecedora de nuestro tiempo; rodeándonos de aquellos que son estables mentalmente y emocionalmente, conectados a la realidad, y aquellos que no participan en o fomentan comportamientos peligrosos. Observar las acciones de los demás y medir sus lealtades durante largos períodos de tiempo, a menudo revelará a aquellos que son verdaderamente merecedores de tu compañía. Tenemos una responsabilidad hacia nosotros mismos en entender qué nos atrae de alguien, cómo ellos son vistos y tratados por sus iguales, y cómo ellos responden a los contratiempos, rechazos, o desacuerdos. Así es como una comunidad segura y estable puede construirse a nivel de base: mediante individuos tomando decisiones mejor informadas acerca de con quién interactuar. Los mentirosos patológicos, los participantes mentalmente enfermos quienes constantemente causan discordia o cuyos delirios desgarran la armonía de las interacciones comunitarias, y los intentos dirigidos a establecer estructuras de poder oligárquicas, no deben ser bienvenidos en nuestra comunidad.

 
 

II. Reconoce las formas en las que somos los Objetivos

Somos una comunidad de extraños y buscadores de identidad, y a lo largo del tiempo hemos compartido nuestras experiencias de construir nuestros duramente ganados sentidos de sí mismo, por encima y en contra de la desaprobación de la familia o la religión, a pesar de la falta de apoyo social, o incluso frente al descarado sabotaje de nuestros pares. Muchos de nosotros tenemos una historia personal en nuestro pasado, en la cual hemos tenido que elegir entre quienes somos y quien alguien más quería que fuéramos. Muchos participantes de la comunidad de vampiros se sienten atraídos por nuestras discusiones sobre la identidad porque ellos mismos están en el proceso de desarrollo de esas mismas herramientas personales de autodescubrimiento, y tal vez enfrentando su propia adversidad en el proceso. La comunidad de vampiros se ha convertido en una incubadora para el sentido del yo de los individuos, tanto vampiros y no vampiros; mantenerla como un espacio seguro para tal exploración debería ser lo principal entre nuestras responsabilidades.

La comunidad de vampiros siempre ha tratado de ser un espacio seguro en el que la duda está permitida. Permitimos que la propia identidad siga siendo una pregunta sin una respuesta inmediata mientras los individuos desarrollan las herramientas para preguntarse quiénes son, y descubrir las respuestas por sí mismos. Como una cultura no autoritaria, los vampiros siempre han sostenido que la validación de las propias experiencias no necesita provenir de aquellos en posiciones de respeto o autoridad más altas que uno mismo. La comunidad de vampiros ha apoyado esta idea alentando a los individuos a “descubrirse a sí mismos” y a “ser honestos con sí mismos”, pero podemos ser más firmes en recordar a aquellos en un camino de autodescubrimiento el mantener su propia autonomía: que los controles y balances de la lógica y el realismo son mejores herramientas que los mandatos arbitrarios de los demás, y que ellos mismos son los únicos a los que tienen que complacer.

Si nuestra comunidad pretende ser un espacio seguro para el autodescubrimiento, entonces necesitamos ser agresivamente conscientes de que ser inseguro lo hace a uno un objetivo; los oportunistas siempre estarán allí para explotar cualquier incertidumbre y cualquier debilidad en el propio sentido del yo. La comunidad de vampiros puede promover el conocimiento de los ataques sobre el yo perfilando los probables patrones de ataque: la ofrenda de una identidad ya confeccionada en lugar de la propia y duramente peleada búsqueda de la identidad; alentando a las personas vulnerables a cortar los lazos con su red de apoyo habitual; flagrante omisión de la salud de un donante; solicitar tiempo, dinero, información personal, o favores sexuales. Debemos ser conscientes y fomentar el conocimiento sobre las formas en que los oportunistas tratan de secuestrar el proceso de autodescubrimiento en individuos vulnerables.

Alentar o facilitar la asociación y la discusión abierta con los menores de dieciocho años por adultos es inherentemente problemático. Esta franqueza y falta de acceso restrictivo por parte de la comunidad de vampiros es a menudo vista por los depredadores como una oportunidad para satisfacer sus fantasías. Simplemente no es seguro para los niños o adolescentes jóvenes el participar en la comunidad de vampiros en entornos sociales de la red sin restricciones o supervisión. Si bien reconocemos que la búsqueda de la identidad es tan legítima y tan personalmente importante (si no más) en los jóvenes como lo es en los adultos, también debemos reconocer la mayor vulnerabilidad de este grupo demográfico. Además, el tipo de discernimiento que pretendemos fomentar sólo puede venir con la madurez y la experiencia. Esto es cierto para todos los grupos de riesgo: aquellos nuevos en internet, aquellos que están acostumbrados a ambientes protegidos, pero especialmente para los jóvenes e inexpertos. La comunidad de vampiros de internet no puede, siendo realistas, mantener a los participantes en riesgo a salvo de potenciales abusos, y por consiguiente no puede éticamente permitir su participación interactiva. La mejor manera de atender a las necesidades de los grupos de alto riesgo es alentar a cada individuo a comprometerse en la honesta introspección, libre de la influencia indebida de otros, y unirse a la participación interactiva solamente después de haber desarrollado un fuerte sentido de sí mismos y de autodefensa.

Muchos de los comportamientos antes mencionados, al menos en sus comienzos,  han volado extensamente bajo nuestro radar como comunidad. Tal vez hemos visto mensajes en los foros en los que alguien está reclutando miembros  para su nueva “Casa” o “Clan” sin ser visto; o quizás sabemos de alguien a quien se le dijo que si realmente ellos querían “ser un vampiro”, debían enviar algo de dinero para saber cómo hacerlo. Esto nos golpea a muchos de nosotros como algo inesperado, pero no sabemos qué hacer para prevenir que ocurra en el futuro. No es una ofensa ilegal explícita, pero erosiona nuestra cultura y nuestro propósito. Podemos trabajar en contra de este tipo de explotación abordando directamente el problema con los nuevos y vulnerables participantes de la comunidad, señalando las técnicas utilizadas para socavar la individualidad, y creando una cultura que explícitamente rechaza tolerar comportamientos que subvierten, en lugar de apoyar, un sentido del yo en desarrollo.

 
 

III. Promueve la privacidad agresiva, la seguridad personal, y las técnicas de compartimentación de la identidad

Sabemos que ser diferentes es un peligro personal en nuestras vidas, y muchos miembros de la comunidad de vampiros toman medidas para evitar tener personas que conocen en un contexto no vampírico descubriendo sus identidades del lado nocturno. Para garantizar nuestros trabajos estables, la participación en la vida de nuestros hijos, y evitar situaciones sociales incómodas, hemos creado una necesaria estética de privacidad y de separación. Sin embargo, cuando se trata de interacciones dentro de la comunidad de vampiros, no tenemos ideales explícitos acerca de cuánta información compartir unos con otros, cómo confiar o no confiar unos en otros, o qué tipo de protecciones podría ser acertado emplear de unos a otros. No es acerca de ser más honesto y abierto ni se trata de tener algo que ocultar; se trata de conservar el poder sobre tu seguridad personal firmemente al alcance de tu mano en todo momento. Se trata de ser consciente de que exponiendo tu información privada en internet, o confiando demasiado fácilmente en el mundo real, transfieres el poder de tu propia mano hacia aquellos que reciben tu confianza. Si se pretende que la comunidad de vampiros sea un espacio seguro, parte del cumplimiento de esa seguridad debe incluir desalentar activamente a los participantes de hacerse a sí mismos menos seguros. (2)

Podemos crear una comunidad más segura mediante la construcción de ideales explícitos sobre cómo mantener en secreto la propia información de identificación personal en internet, y a lo mejor de nuestra capacidad en la vida real. Podemos desalentar el uso direcciones de correo electrónico de identificación personal, el compartir nombres, números de teléfono o direcciones, el acceso a sitios web relacionados con vampiros desde ordenadores en el trabajo, y especialmente la tendencia a dejar que el propio Facebook (u otra red social) tenga una doble función tanto para los amigos del lado nocturno y diurno. A menos que la propia identidad estuviera compartimentada al principio de la participación en la comunidad de vampiros, entonces esa persona estará siempre en riesgo de una posible explotación. Por lo tanto, es importante monitorear qué información y en qué conversaciones nos involucramos en público, haciendo el seguimiento de lo que hemos compartido de nosotros mismos con otros, y siendo más cautelosos antes de dar fácilmente nuestra confianza. (3)

Tal vez aún más importante, podemos recordarnos a nosotros mismos que nunca podemos saber si alguien es realmente quien dice ser en internet, y construir convenciones de comunicación en consecuencia. Podemos desalentar el acechar, acosar, o las maliciosas “exposiciones” de compañeros miembros de la comunidad promoviendo una privacidad eficaz como un estándar comunitario. Podemos enseñar y recordar unos a otros como mantenernos a salvo del daño, y cómo reconocer cuando nos estamos colocando dentro de una situación en la cual somos dependientes de alguien más por nuestra seguridad. Estas no son sugerencias impregnadas de paranoia, ellas son prudentes medidas en una época en donde nuestra privacidad personal está erosionándose y los medios de manipular a otros para beneficio personal están creciendo. (4)

 
 

IV. Ejerce nuestras protecciones bajo la ley

Los oportunistas saben que aquellos que están fuera de la corriente principal pueden sentirse rechazados por la sociedad, y son menos propensos a creer que tienen protecciones sociales normales o que pueden recurrir legalmente. Esto incluso puede ser cierto en muchos lugares, si las autoridades son intolerantes con la diversidad o si han caído bajo las teorías conspirativas del pánico satánico. Ya sea que la hostilidad de las autoridades es real o simplemente temida, la comunidad de vampiros tiene un derecho real y valioso a las protecciones de la ley, y tenemos la responsabilidad de hacer un llamamiento a la ley para proteger tanto a nosotros como a nuestros compañeros participantes de la comunidad si un depredador crea problemas en nuestras comunidades locales o en la red.

Nadie debe tener miedo de denunciar graves abusos y trabajar de forma transparente con las autoridades para remover a los depredadores de nuestra comunidad. Igualmente, cuando se producen abusos es importante ver que los informes de la policía son presentados, registrar personalmente narraciones detalladas y hechos que rodean el caso, y ser capaz de presentar pruebas irrefutables cuando las indagaciones legales oficiales son realizadas. Juntamente con la intervención de las autoridades, los participantes que experimentan personalmente los abusos o los presencian de primera mano deben informar de esto a aquellos en una posición de influencia o liderazgo, para aquellos en la comunidad que puedan entrar en contacto con el presunto delincuente. Con demasiada frecuencia los participantes de la comunidad violentos y abusivos pueden continuar con sus abusos simplemente mudándose a otra ciudad o estado, donde la comunidad aún no ha oído hablar de su historial. Los participantes de la comunidad que tienen una buena comunicación unos con otros deben ser capaces de desbaratar tal comportamiento, siempre y cuando estén armados con datos legítimos como los informes oficiales de la policía, en lugar de rumores y chismorreo.

A través del compartir responsable de información procesable y verificable sobre delitos, podemos crear una cultura en la que depredadores, abusadores de niños, y aquellos que son abusivos y violentos, tengan miedo de acercarse o participar porque saben que van a ser denunciados inmediatamente, los cargos serán presentados, y ellos van a ser llamados y considerados responsables por tratar de hacer a la comunidad de vampiros su patio de recreo personal. Podemos crear una cultura que haga a los participantes vulnerables conscientes del potencial para el abuso y de que los vampiros reales se comportan de formas intencionalmente designadas para promover la protección individual y la seguridad.

 
 

Por Zero & Merticus; Atlanta Vampire Alliance [AVA] &Suscitatio Enterprises, LLC,
18 de Julio del 2011 – Este artículo puede ser redistribuido o adoptado por otras organizaciones a condición de que no haya modificaciones y se incluya la citación completa.

 
 

Notas de Traducción


1-
Ventanilla de delicatessen al paso, en inglés “one-stop deli counter”. Esos negocios de comidas donde los clientes son atendidos por una ventanilla, y pueden hacer sus pedidos desde un automóvil.

2- “identidades del lado nocturno”, en el original identidades “nightside”. Nightside literalmente es “lado de la noche” o lado nocturno”, y refiere al aspecto de la vida de un vampiro real en relación a su vampirismo y su participación en la comunidad; su vida como vampiro real, a veces separada de la vida cotidiana.

3- Lado nocturno y lado diurno, “dayside” y “nightside” respectivamente. El nightside ya se ha explicado en el punto 2, y el dayside es precisamente la otra parte en la vida de un vampiro real; la vida diaria y cotidiana, con actividades usualmente no relacionadas con la comunidad de vampiros reales.

4- “Exposiciones”. Esto amerita una aclaración, el texto es del inglés y la palabra original es “outing”. Refiere a cuando una persona revela intencionalmente los datos personales de un miembro de la comunidad, exponiendo así su identidad cotidiana.

 
 

ENLACES

Real Vampire Community Personal Safety & Privacy Awareness

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s