Desmitificando al Dragón


Por Golden Spirit

Ahora me voy a poner a desmitificar a un ser que abunda en este foro y que en otros lugares está muy unido al tema mágico sin ni siquiera ponerse a mirar cómo son estas personas realmente: Los dragones

 
 

-Los dragones son dioses o guardianes.

Las personas dragón no son dioses ni superseres. Son personas como cualquier otra. No son guardianes de tesoros ni nada parecido aunque sí se puede dar el caso de que algunos se sientan guardianes de la naturaleza (pero es distinto)

-El dragón es poderoso y respetable.

El respeto se gana. No se nace con él. Y lo mismo ocurre con el poder. Hay personas dragones que se lo tienen creído y van reflejando que son seres ‘poderosos’ cuando pueden serlo, o pueden no serlo. Normalmente esta mención va referida con los ‘míticos poderes de los dragones’

-Los dragones son bellos e imponentes.

Las personas dragones pueden ser feas o guapas. Musculosos o débiles. Pueden tener belleza interior o ser un asco. Imponer o no a los demás depende de la personalidad en cuestión así que no hay que generalizar.

-Los dragones son malignos y enemigos del sol.

Esta idea viene de la mitología. Así que, como en cualquier ser o persona, nos encontramos con que ambas opciones, la buena y la mala, ocurren y no hay que generalizar. Las mitologías solo son cuentos así que (como en el ejemplo del lobo que es un guía espiritual pero en realidad esto es cuestión de mitos) los dragones ni son santos ni son diablos.

-El dragón es un ser del demonio.

No. A no ser que la persona dragón sea satánica, no tiene relación con él. Este mito proviene desde la religión judeocristiana, donde el dragón es demonizado. Sin embargo en otras religiones/creencias, el dragón es un ser de bien.

-El dragón es invencible. Solo tiene un punto débil.

Las personas dragón no son de hierro, y son igual de vulnerables que lo pueda ser cualquier persona.

-El color de las escamas define sus poderes y fuerza.

No. El color de las escamas de la forma real de la persona dragón, no define poderes, ni estatus, ni elemento principal ni nada parecido. Un dragón negro no es malo ni oscuro, ni uno dorado es ‘un dios’ o un santo. Uno rojo no tiene por qué sentir pasión por el fuego, ni uno azul por bucear y con esa aclaración, no son vulnerables al ‘elemento contrario’ que defina el color de sus escamas.

-Los dragones tienen poderes.

Las personas dragones pueden tener más sensibilidad, pero eso no significa que tengan poderes que cualquier otra persona no pueda tener.

-Los dragones son puentes entre mundos.

Los médiums también, y son personas normales.

-El dragón es fiero y malhumorado.

Cualquier persona puede ser fiera y malhumorada. No es algo real. Normalmente la gente dragón prefiere el dialogo en vez de la lucha pero sí es cierto que si se enfadan nadie escapa.

-Los dragones arrojan fuego, envenenan las aguas y raptan doncellas.

¿? ¿Qué persona dragón puede hacer eso? Parece que a veces nos cuesta bastante separar el mito de la realidad.

No. No pueden escupir fuego (aunque se puede decir que es una metáfora con respecto a enfados o palabras hirientes) ni envenenan aguas ni quieren sacrificios.

-El dragón es un monstruo sanguinario y combatiente.

No. Como se dijo más arriba, las personas dragón no buscan la guerra contra nadie. Más bien prefieren el dialogo en vez de llegar a las manos. No buscan lo gore (a no ser que como persona sientan atracción por ello)

-Los dragones y los humanos están en guerra.

No. Esta es la misma situación de los vampiros contra los lobos. Esto procede de mitos y de religiones pero no es real.

-Los dragones son valientes.

Igualmente depende de la persona. Puede ser cobarde o puede ser valiente o hasta Kamikaze. Se puede dar el caso de que esté temblando de miedo pero muestre una extrema frialdad.

– Los dragones son solitarios.

Las personas dragones disfrutan de las conversaciones con aquellos que le agradan. Necesitan su tiempo solos, pero no es un tiempo eterno. Necesita periodos de soledad para recargarse y simplemente por gusto de esa paz, pero no por ello significando que no busquen relacionarse.

-Los dragones son cortantes y distantes.

Si la persona con la que van a tratar no es de su agrado, por supuesto que lo serán. Si consideran a esa persona boba o no merecedora de que ellos derrochen su tiempo con ella (cosa que puede ser una muestra de jerarquía), ni caso. Pero normalmente son más afables (y más bien educados) de lo que la mitología nos quiere enseñar. Es más, son muy abiertos con aquellos en quienes confían.

-El dragón es inteligente y sabio.

Las personas dragones son muy de decir que su sabiduría se va adquiriendo a través de sus experiencias de vida. Esto no es una norma, no todos los dragones son inteligentes y sabios, los hay bastante simples y esto es debido a que (aunque muchos mitos se empeñen en lo contrario) no tienen maldad. Así que al igual que cualquier persona, una persona dragón será sabia a medida que crezca, aprenda y experimente.

-El dragón es un ser avaricioso que guarda tesoros.

No. Las personas dragón suelen ser más bien generosas y desean que las otras personas se alegren con sus ‘regalos’. Les gusta regalar cosas ya sea en tema material o en tema de compartir sus conocimientos. Lo que si es cierto es que son propensos a guardar cosas inútiles y que sean muy ahorrativos, por si las moscas.

-El dragón es un ser cruel y frío.

Las personas dragón no tienen por qué ser así. Es una descripción muy superficial y mítica. De nuevo esto depende de la persona. Sí es cierto que intentan mostrar cierta frialdad para protegerse (porque no son invulnerables) y que si tienen que ser fríos o crueles, lo serán y sin remordimientos. Cuando se enfadan o están molestos sí pueden hacerse escuchar con palabras como agujas pero claro, esto le puede pasar a cualquier persona, ¿no?

-El dragón vive en una cueva y son muy territoriales.

Las personas dragón viven en su casa, como cualquiera. Lo más probable es que ‘su cueva’ sea una habitación específica a la cual no dejen pasar a cualquiera, ya que con esto se molestan fácilmente, si no a aquellos que aprecia y tiene confianza. Aun así son personas muy independientes.

-Los dragones viven rodeados de pestilencia. Por donde pasa no crece la hierba.

Una persona dragón puede ser desordenada, pero extrañamente será sucia. Los malos olores son algo que suelen notar al vuelo. Y suelen respetar la naturaleza. Nunca harían daño a algo natural solo por placer o maldad o demostrar ‘eh yo soy el dragón más malo y más fuerte de todos’. Aprecian la naturaleza y estar en contacto con ella.

-El dragón es misterioso y oscuro. Enigmático.

Sí, claro…. como los vampiros….

Más mitos. Una persona dragón puede serlo o puede no serlo. De nuevo cualquiera que quiera rolear o aprovecharse de otro va a mostrarse lo más misterioso y oscuro que pueda (y muchos caerán)

-Los dragones adoran las joyas, tienen un tesoro.

A no ser que sea una persona que guste de llevar joyas, no tienen por qué sentir predilección o debilidad por el oro o la plata. Su respuesta será más bien que solo ‘son piedras con brillo, nada más’. Y su tesoro tal vez sea algo más bien de poco valor a ojos de los demás, pero muy importante para ellos.

-Impulsivo y de ‘fuego fácil’.

No. Esto depende de la persona y de la situación. Las personas dragones (además de no escupir fuego) suelen pensar y sopesar bastante las cosas antes de decidir y con respecto al fuego más bien es una metáfora ante un enfado o incomodidad. Cualquier persona sea un dragón o no, puede ser impulsiva.

El dragón es agresivo.

No. Las personas dragones suelen ser más amigables de lo que pueda parecer en un principio y son menos agresivos de lo que los mitos muestran.

-El dragón vive siglos.

Las personas dragón viven hasta que aguante su cuerpo. Y tal vez la idea de envejecer o enfermar le aterre, porque necesita valerse por sí mismo y odia pensar que algún día pueda ser un vegetal.

-El dragón es invulnerable.

Las personas dragón tienen sus debilidades, como todas. Solo que a veces se ‘ocultan tras sus escamas’. No son invencibles.

-Los dragones son orgullosos.

Las personas dragón son más bien testarudas.

Hay ciertos dragones que sí parecen ser muy orgullosos, pero muestran claramente tener un alter ego.

-El dragón occidental es malo/El dragón oriental es bueno.

Sí y no. De nuevo depende de la persona y de su carácter y decisiones. Lo que sí es cierto es que la persona dragón debe vivir con una dualidad dentro de sí mismo. Puede ser creador o destructor. Vengativo u olvidadizo. Hiriente o sanador. O todo a la vez. Así que no definamos solo con una palabra (y esto incluido a cualquier otro ser)

-Amigable y benevolente.

Depende de con quién. Si esa persona con la que quieren que trate no es de su agrado, va a ser bastante indiferente o cortante. Aquí ya estamos viendo contradicciones debido a que la mitología del dragón es amplia y dependiendo del lugar a donde miremos para buscar, encontraremos una cosa u otra. Por eso no hay que basarse a ciegas en la mitología.

-Los dragones son mágicos.

La magia es energía. Cualquiera que le de dedicación puede usarlo. Así que no; Ni son mágicos ni es algo exclusivo de dragones.

 
 

Y eso es todo por ahora.

Próxima parada: El Cuervo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s