La Declaración de la Sangre

El Vampiro respeta a la Sangre que es su sustento. El Vampiro respeta la doble naturaleza de la Sangre, ella trae vida, ella trae muerte.”

El Vampiricón. Sangre, 3.

 
 

La alimentación sanguínea es el medio por el cual el Vampiro obtiene la energía suficiente para mantenerse saludable. Los requerimientos energéticos varían dependiendo de cada Vampiro, pero es muy importante recordar que nunca se debe obtener más Sangre de la estrictamente necesaria, ya que resulta peligroso tanto para el donador como para el Vampiro.

La Sangre es poder. El Vampiro no abusa de la Sangre, beber más de lo necesario es dañino y peligroso. La Sangre envenena si de ella se abusa.”

El Vampiricón. Sangre, 9.

 
 

La máxima precaución se debe tomar al elegir un Donador. Debe ser una persona adulta, sana mental y físicamente. Es recomendable conocer el historial médico del Donador y siempre hacer un análisis clínico de su Sangre buscando principalmente que se encuentre libre de VIH (SIDA) y Hepatitis.

El Vampiro cuida de quien se alimenta, en la Sangre reside la muerte. No debe beberse que aquellos que sufran alguna enfermedad, pues la Sangre que está muerta es inútil y peligrosa.”

El Vampiricón. Sangre, 6.

 
 

Jamás debemos de abusar del Donador, es necesario que esté informado del proceso a seguir y que se encuentre en completo acuerdo con el mismo. Todo aquel instrumento que se ocupe en el proceso (jeringas, agujas, navajas, etc.) debe encontrarse esterilizado. Se debe mantener a la mano un equipo básico de primeros auxilios. Un Donador no debe nunca brindar Sangre a más de un Vampiro ni más de tres veces en un día. El donador debe ser respetado y tratado con devoción, es su sacrificio el que mantiene sano al Vampiro, por lo que sus existencias se ven ligadas.

El beber Sangre es un acto simbólico y privado. Tanto El Vampiro como el Donante deben respetarlo y respetarse.

El Vampiricón. Sangre, 7.

 
 

La cantidad de Sangre que un Vampiro puede beber depende de cada individuo. Pero es importante recordar que siempre existe la posibilidad de envenenamiento por hierro. La cantidad segura en todos los casos y la más recomendable es 125ml. Un octavo de litro o lo que es igual media taza aproximadamente. La Sangre se debe beber mientras se encuentra fresca, la energía que reside dentro de ella se disipa con el calor. No debe esperarse a que la Sangre se enfríe.

La Energía solo reside en la Sangre mientras está fresca. La Sangre que no fluye está muerta y es inútil.”

El Vampiricón. Sangre, 5.

 
 

Por último, el acto debe ser privado en la medida de lo posible, seguro para Donador y Vampiro, respetuoso y limpio. No se debe derramar Sangre durante la alimentación, es una pérdida irreparable de energía.

La Sangre no se derrama ni desperdicia cuando el Vampiro se alimenta de ella.”

El Vampiricón. Sangre, 4.

 
 

ENLACES 

Nación Vampírica – La Declaración de la Sangre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s